08 noviembre 2007

Nuevo Laguna: un Renault 'premium'

Inauguro una nueva categoría en la Jungla de Metal para compartir el monopolio que hasta ahora había tenido la música en el blog con otro mundo no menos apasionante: el motor. Esta es la primera de una serie de entradas que os enseñarán lás últimas novedades en cuanto a automóviles se refiere; una forma de descubrir las más interesantes propuestas del sector de las cuatro ruedas.

El nuevo Renault Laguna merece presidir este acto inaugural. Con dos exitosas generaciones a sus espaldas el Laguna ha sabido mantenerse como una de las berlinas preferidas por las familias que quieren un coche confortable, fiable, seguro, espacioso y con gran maletero, todo eso sin caer en los 'huevos' (también denominados monovolúmenes). A todas estas cualidades se suman en esta última generación placer de conducción, calidad 'premium' y deportividad, unas bazas con las que el nuevo Laguna pretende alzarse como uno de los tres mejores vehículos de su segmento, cosa que no tiene fácil.

El trono, en lo que a berlinas medias se refiere, ha estado ocupado, casi históricamente, por las tres grandes marcas ‘premium’: Audi, con el A4; BMW, con la serie 3; y Mercedes, con la Clase C. En su última generación, la berlina de BMW ha bajado ligeramente su nivel de categoría, con un diseño y unos materiales interiores menos cuidados, lo que ha alimentado la esperanza de las marcas generalistas por ocupar su puesto entre ‘los tres mejores’. Los competidores a los que Renault se enfrenta para destronar a la Serie 3 no se lo van a poner nada fácil: el veterano Volkswagen Passat, el recién estrenado Ford Mondeo o el inminente Citroën C5 han puesto toda la carne en el asador en materia de tecnología, diseño e, incluso, algunos matices de exclusividad para codearse con los mejores.

El principal motivo que da Renault para la elección de su Laguna es, como siempre, una excelente relación calidad/precio aunque haciendo esta vez especial hincapié en la calidad, que en este nuevo modelo alcanza niveles propios de un segmento superior. El modelo que he podido probar ofrecía un espacio interior nada desdeñable, a pesar de que otras marcas ofrecen un auténtico mastodonte (el Mondeo de Ford) con un enorme espacio interior pero no tan bien rematado. El salpicadero es comparable al de un BMW de categoría superior, con los botones necesarios (ni más ni menos) y todo con un tacto y un funcionamiento sublime. En cuanto a las plazas traseras ofrecen el espacio necesario, aunque no sobrado, para que viajen tres personas cómodamente (aunque el del medio siempre se lleva la peor parte).

En cuanto a mecánicas y equipamientos, el Laguna dispone en su lanzamiento de dos mecánicas de gasolina (2.0 140CV y 2.0 170CV) y dos diesel (1.5 dCi 110CV y 2.0 dCi 150CV). Para enero del año próximo se añadirán el 1.6 110CV de gasolina y el 2.0 dCi 130CV y 2.0dCi 170CV en diesel, además de la carrocería Grand Tour (familiar). Pero la gama no se terminará de completar hasta la primavera con la llegada de la versión GT, que promete un comportamiento deportivo asociado a dos supermotores 3.0 V6 de gasolina y diésel que podrían desarrollar más de 200CV y que dispondrán de toda una novedad en los coches de calle: las cuatro ruedas directrices. Además, para esa fecha se espera la llegada del Laguna Coupé, con el que Renault se estrena en el segmento de las berlinas coupés y que pretende competir con el Peugeot 407 Coupé.

La versión que pude probar la pasada semana, a tan sólo unos días desde su lanzamiento, estaba propulsada por el 2.0 dCi 150CV, que mueve al Laguna con una soltura excepcional y una aceleración más que satisfactoria. En contra de lo que muchos auguraban en cuanto al eje trasero torsional y no multibrazo, la agilidad del chasis es sorprendente en curvas, ya que se agarra a la carretera como un imán con un balanceo de carrocería prácticamente imperceptible. Otro punto importante es lo poco que el motor se oye en el interior, lo que lo convierte en el coche mejor insonorizado de su segmento y, por lo tanto, con un gran confort de marcha incluso a altas velocidades. El equipamiento del modelo de prueba, con acabado Privilège, sin ser el más alto (el Initiale llegará en enero) ya trae de serie elementos de lujo como el radar de proximidad trasero, los faros Bi-xenon direccionales, cargador de 6 cd’s con lector de mp3, tapicería mixta cuero-carbón oscuro, llantas de 17 pulgadas... y todo a un precio de 27.684€.

En definitiva, un coche que ofrece el equipamiento de un ‘premium’, con un nivel de acabado equiparable y a un precio accesible a muchos más bolsillos, porque desde 20.850€ tienes un Laguna.

Más información en:


4 comentarios:

Anónimo dijo...

No me sorprende este nuevo rumbo de tublog, ¡¡ya habíamos hablado del nuevo Laguna en una ocasión!! Será muy interesante para mí seguir descubriendo cosas sobre el mundo del motor a través de tus reportajes, ya que ahora hago muchísmos kilómetros y me he dado cuenta de que un coche es mucho más que cuatro ruedas y una de recambio. Un beso. Jenny.

Anónimo dijo...

Tiene muy buena pinta este Renault Laguna, me gusta. Tiene un buen acabado y la verdad que es precioso en el interior, me recuerda mucho a un BMW. No entiendo mucho de coches, pero se apreciar lo que veo, y en pocas palabras: ME GUSTA, aunque no creo que me lo pueda comprar ahora jejeje.

Un Abrazo. Antonio Santiago ;-)

Anónimo dijo...

Vaya, al fin sale por aqui el nuevo laguna..., estaba tardando XD. Yo, como soy bastante critico, creo que esta bien, pero que se esta convirtiendo en una gran berlina, y creo que sus antecesores no llegan a ser tan "pomposos". Lo que me parece genial es el interior, acabados ni muy sofisticados ni muy austeros, me parecen muy buenos. Lo que creo que le falta es, como a la mayoria de los coches, mas tecnologia de serie, como control de a bordo extendido y algo mas. En lo que respecta al estilo, me gustaba mas su padre, pero como dicen algunos, "hay que sofisticar" y en eso Renault tiene mucho que decir. Bueno, en general un muy buen coche.

J.A.C. dijo...

Hola! Bueno, es la primera véz que entro a tu blog y me gustó mucho la nota que hiciste sobre el Laguna III, en éste momento, el coche de mis sueños. Soy estudiante de diseño industrial, y, más allá de mi fanatismo por la marca del rombo, puedo afirmar que Renault se ha destacado con el diseño del nuevo Laguna, en un momento en el que los lenguajes estilísticos de todas las marcas son casi iguales (basta ver el manejo de los volúmenes de un nuevo Mondeo y un nuevo C5), utilizando sabiamente algunos elementos de diseño de sus concepts (por ejemplo, el Fluence) y un interior inspirado en BMW, puliendo de éstos todos los detalles que aún se encontraban en bruto. Y no conformes con ésto, han elevado el listón en lo que a calidad de materiales y remates se refiere. Con el próximo lanzamiento de la carrocería coupé y la presencia de potentes motores Diesel como el 3.0 dCi 230/265, podremos decir que estamos ante un coche redondo, sin dudas, el mejor de su categoría.

Bien, creo que me extendí un poco...prometo seguir visitando tu blog, así que estaré atento a las próximas entradas. Saludos :)